El tiempo dedicado a asistir a clases, estudiar, repasar para los exámenes, etc. suele implicar una disminución del tiempo para comer. Las comidas suelen reducirse a su más mínima expresión: o se salta la comida (“¡No tengo tiempo!”) o se engulle un sandwich en el tiempo de transporte (“No tengo otra cosa”).

Los jóvenes adultos están en un momento crítico en el que se desarrollan fácilmente malos hábitos alimenticios. Por esta razón, es un momento crucial para establecer las bases de una alimentación sana.

¡A veces hay perder tiempo para ganarlo!

El saltarse una comida tiene un impacto directo en la ganancia de peso y supone un déficit de aportación energética por lo que no se rinde igual.

El dedicar poco tiempo a la comida implica que la sensación de saciedad no se alcanza rápidamente y se tiende a comer más y engordar. El cerebro necesita como mínimo 20 minutos para destilar la hormona de la saciedad al resto del cuerpo. Si una comida se despacha en 5 minutos, tu organismo no integra que has comido y volverás a tener hambre al poco rato.

estudiante-alimentación

 

Una alimentación equilibrada procura energía para todo el día, aportan vitaminas y minerales para rendir mejor y ayudará a tener más éxito escolar.

Varios estudios han demostrado el impacto directo de la alimentación en la memoria, concentración, rendimiento cognitivo y escolar.

También tiene hay una correlación entre la alimentación sana y el estado de ánimo y la propia salud psicológica.

¿Qué significa “comer bien”?

Comer bien significa comer de forma equilibrada varias veces al día las siguientes categorías de alimentos: frutas y verduras, carnes, pescados o sustitutos, leche y productos lácteos.

¿Y los caprichos?

La tentación de beber refrescos carbonatados y comer en establecimientos de comida rápida es alta. Se ingieren alimentos hipercalóricos con un aporte en grasa, azúcar excesivamente alto.

Aún así, comer bien no quiere decir no darse caprichos! Lo único es que hay que tener presente que son alimentos que sólo pueden ser consumidos excepcionalmente.

En Enasui trabaja un equipo de nutricionistas que es el responsable del diseño y la confección de menús Neuro-saludables para residencias de estudiantes y colegios mayores universitarios. Más información aquí.